Med.

El líquido que conserva las células en su estado natural, de forma que se puedan identificar y examinar.