Med.

La inflamación que comienza en una vena uterina después del parto y que se extiende a otras venas, en particular a la ilíaca y a la femoral.