Bot.

Dícese por oposición a la flor polínica, la que ofrece néctar a los insectos polinizantes. Müller establece tres clases de estas flores: a) la que tiene el néctar completamente al descubierto y lo ofrece sin traba alguna a toda suerte de insectos (en al. Blumen mit freiliegendem Honig), que podríamos llama faneronectáreo, por ejemplo, todas las umbelíferas, de cuyo néctar se benefician en gran parte los dípteros; b) las que sólo lo manifiestan netamente los días claros y de mucho sol (el el Blumen mit halbverbogenem Honig), a las que llamaremos hemicriptonectáreo, por ejemplo, las de casi todas las crucíferas; c) las que lo ocultan completamente a la vista de los insectos, ora porque la flor tiene prominencia más o menos salientes, tricoma diversos, apéndice, etc., ora porque el néctar se deposita en recipiente a veces muy profundo (en al. Blumen mit geborgenem Honig), que designaremos con el nombre de criptonectáreo, como las de muchas labiadas carpostegiadas. Los tres tipos se representan en antobiología por los símbolos siguientes: (A), (AB) y (B).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.