El intercambio de material genético entre diferentes grupos de la misma especie o entre individuos del mismo grupo, en la relación sexual, aumenta la variación que puede tener la composición genética de una población.