De foliar, en lat. foliatio, -onis. f. Geol. Bot.

Acción y efecto de foliar. Se aplica a la serie numerada de los folios de un escrito o de un impreso. En geología, se aplica a la estructura en láminas propia de la rocas que han sufrido metamorfismo. En botánica, es la aparición y desarrollo de las hojas de una planta. Se aplica al desarrollo de la yema foliífera, brotadura de la hoja en el árbol y arbusto caducifolio: la foliación como la floración, tiene importancia en fenología. En su Phil. bot., Linné define este término así: es aquella disposición que guardan las hojas cuando están dentro de las yemas (trad. Paulau). Es, pues posición relativa de sus márgenes; y no se todas las hojas de la yema, ya que basta tomar en cuenta un ciclo de las mismas. Se llama también estivación; la prefloración constituye un caso particular de este fenómeno aplicado a la hoja floral. Hay tres tipos principales de foliación: la foliación abierta, la foliación valvar y la foliación imbricada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.