Med.

El procedimiento obstétrico en el que los fórceps son utilizados para extraer al niño cuya cabeza no se encuentra encajada en el canal del parto; ya no se considera aceptable ni cumple los criterios estándar de cuidado.