Med. Dep.

Dícese de la fractura del hueso escafoides de la muñeca. Se produce por una caída que se para con el brazo extendido, proceso en el que se dobla forzadamente la mano hacia arriba y atrás; el impacto desplaza el escafoides contra el radio. El signo clínico a veces brilla por su ausencia, pero el paciente suele referir dolor en el área de la tabaquera anatómica definida por los tendones cercanos al pulgar. En una lesión corriente en deportista joven que practica deporte y actividad de contacto en el que hay mucho riesgo de caída. La fractura de muñeca se diagnostica a veces erróneamente como un esguince y se deja sin tratar. El diagnostico radiológico es necesario para diferenciar un esguince de muñeca de una fractura escafoides. Si no se trata la fractura, es probable que el hueso no cure bien y haya problemas de muñeca a largo plazo. El tratamiento inicial de una posible fractura o esguince de muñeca consiste en poner el antebrazo y la muñeca en un cabestrillo, aplicar hielo con cuidado y recibir tratamiento médico. El tratamiento posterior consiste en inmovilización y, si el hueso está desplazado, reposición quirúrgica. El tiempo de recuperación es largo, hasta 4 meses lleva la curación de una fractura desplazada, y se suele recomendar proteger la muñeca durante la práctica deportiva 3 meses más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.