La fractura de uno o más huesos metacarpianos, por lo habitual el cuarto o el quinto, causada al golpear un objeto duro; dicha fractura es a menudo distal, angulada e impactada.