La fractura, por lo normal lineal, en la que las radiografías consecutivas muestran la separación gradual de los extremos de la fractura con el transcurso del tiempo; esta separación está causada a menudo por la presión ejercida por los tejidos blandos.