Med.

La fractura ocasionada por el debilitamiento de un hueso determinado debido a una alteración endocrina, como ocurre en el hiperparatiroidismo, en el que se acelera la pérdida ósea de calcio.