La fractura que se extiende paralelamente al eje mayor de un hueso, sin desplazar el tejido óseo.