Med.

La fractura ósea en la que las fisuras del tejido óseo pueden disponerse en varias direcciones sin separación o desplazamiento de los extremos fragmentados.