Med.

La fractura producida por arrancamiento de un fragmento óseo cuando se produce tracción a partir de un ligamento o tendón firmemente fijados a esa porción del hueso.