Med.

La fractura producida por el debilitamiento del tejido óseo causado por alteraciones de la nutrición.