Med.

Es un trastorno en el cual los capilares debilitados, que se rompen fácilmente cuando son forzados, se observan como hemorragia bajo la piel.