Del lat. frequentia, de frequens, -entis, f. Fís. Est. Bot.

Calidad o cualidad de frecuente. En física, dícese del número de oscilaciones de un movimiento ondulatorio o vibratorio en la unidad de tiempo. Es la inversa del período. Se expresa en hercios (Hz) o en s-1. En estadística, dícese del número de miembros de una clase o serie (frecuencia absoluta) o relación del número de miembros de una clase respecto al número total de personas encuestadas (frecuencia relativa). Dícese del número de veces que se produce un hecho en un período dado de tiempo. En botánica, en el análisis cuantitativo de la sinecia, la dispersión media de cada componente del área en que se presenta; por ejemplo, si tomamos como base una área de 1 m2, la frecuencia relativa de la especie que aparesca en 21 de estas áreas de decímetro cuadrado, será el 21%. El método más cómodo y rápido para medir la frecuencia de modo que se puede expresar numéricamente, es el del bastón de Raunkjaer. Para expresar, desde este punto de vista, la importancia sinecológica respectiva de casa especie, se toma la proporción centesimal de frecuencia entre ella y la suma de las demás. Esto se hace aparte para cada simorfia. Así, en una de las numerosas determinaciones de Raunkjaer, en un bosque de Fagus silvatica en que el herbetum (incluido el graminetum) se componía de 17 especies, encontró que, para la Anemone nemorosa, dicha proporción centesimal era de 29/71 en 10 áreas de 10 m2; 51/49 en 20 áreas de 1 m2; de 65/35 en 100 áreas de 0,01 m2; la Anemone nemorosa caracteriza, pues, el tipo de dicho bosque. Compara distribución, quiasma y variante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.