Del lat. fortĭa, f. Fís. Anat. Mecán. Filos. Dep.

Autoridad o poder. Se aplica a la capacidad física para hacer un trabajo o un movimiento; vigor, potencia, capacidad, esfuerzo para vencer una resistencia (eficacia u energía). En física, se aplica al efecto de un objeto sobre otro, como un tirón o empujón, que hace o tiende a causar un cambio de movimiento. La fuerza puede hacer que un objeto en reposo se mueva, o que el cuerpo en movimiento pierda velocidad o se detenga, aumente la velocidad o cambie de dirección. La fuerza puede generar movimiento deformante, movimiento rotatorio y movimiento de traslación, es decir, puede cambiar la forma de un objeto, hacer que gire o desplazar de un lugar a otro. Por tanto, la fuerza abarca cualquier agente que altere o tienda a alterar el estado de reposo o movimiento uniforme de un objeto. La fuerza se mide en newton y es el producto de la masa de un objeto y su aceleración lineal (es decir, fuerza = masa x aceleración), según esta fórmula, se identifican tres tipos de fuerza: fuerza de cizallamiento, fuerza rápida y fuerza de resistencia (compresión y tensión). En anatomía, se aplica a la capacidad de un músculo para ejercer fuerza y superar una resistencia; la fuerza es esencial para la actividad física. El valor obtenido de la fuerza de un músculo o músculos depende del tipo de acción, la velocidad de la acción y la longitud del músculo o músculos. Aunque en el aumento inicial de la fuerza absoluta influye el factor neuronal, el aumento a largo plazo depende sobre todo del aumento del tamaño muscular (hipertrofia). En mecánica, se aplica a la causa capaz de producir deformación o modificar el estado de movimiento de un cuerpo; la unidad de fuerza en el Sistema Internacional (MKS) es el newton, de símbolo N, y en el sistema CGS, la dina. En psicología, se aplica a la intensidad con que se manifiesta, especialmente, un sentimiento. Se aplica a la capacidad mental para hacer algo o soportar un sufrimiento. En filosofía, se aplica al principio activo en virtud del cual la potencia pasiva sale de su indeterminación y pasa a ser acto. En esgrima, se aplica al tercio primero de la espada hacia la guarnición.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *