Del lat. fulcrum. m. Biomecán. Bot.

Punto de apoyo de la palanca. En biomecánica, el fulcro (punto fijo de sostén de una palanca) actúa como pivote sobre el cual gira una palanca, al observar el movimiento del esqueleto, el fulcro constituye un punto fijo, por lo general una articulación, sobre la cual se mueve una palanca ósea. En botánica, es término linneano, que Palau explica así «el fulcro es cierto adminículo de la planta que sirven para su más conveniente apoyo; y en el día se cuentan siete: estípula, bráctea, espina, acúleo, cirro, glándula y pelo». Apéndice de forma diversa de cierto peritecio, como cualquiera de los que se observan en los de las erisifáceas. Esporóforo de los líquenes, según Garovaglio (Tent. disp. Meth. Lichen. Proleg., 1805) y Steiner (Ueber die Funkt. etc. der Pyknokonidien, 1901).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.