La función termodinámica en la que su variación depende solo del estado inicial y final del sistema, y no del camino seguido para pasar de uno a otro.