Aquella función que admite una función primitiva, o sea que se puede integrar.