Se define como la intensidad con la que un estímulo cutáneo es correctamente percibido: resultado de enfermería recogido en la Nursing Outcomes Classification (NOC).