Aplicar una capa de metal sobre otro mediante una corriente eléctrica. En tecnología, electrizar por medio de una pila. En biología, someter un animal vivo o muerto a la acción de una corriente eléctrica continua. En medicina, estimular músculos o nervios mediante la aplicación de corrientes eléctricas.