Del gr. γάμμα, ὑδρο- -ὀξύς, y βούτυρον, f. Bioquím.

La sustancia que se afirma que libera la hormona del crecimiento y actúa como agente anabólico (GHB): en Estados Unidos la ha empleado el culturista. En 1990, se ha asociado al menos con 57 casos de intoxicación, y la Food and Drug Administration recomienda su consumo sólo en protocolo experimental para la narcolepsia; de lo contrario, es inseguro: a pesar de este consejo, el culturista sigue consumiendo GHB.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.