Med.

El gas venenoso utilizado como arma química de guerra en la primera guerra mundial. Produce una destrucción corrosiva de la piel y de las mucosas, ocasionando con frecuencia lesión respiratoria y muerte.