Es la máxima cantidad que una tercera parte, generalmente una compañía de seguros, pagará a un proveedor pos un servicio específico.