Med.

El trastorno caracterizado por la presencia de un infiltrado de eosinófilos en la mucosa del intestino delgado, con edema pero sin vasculitis, y por eosinofilia en sangre periférica. Los síntomas, como dolor abdominal, diarrea, náuseas, fiebre y malabsorción, dependen de la localización y magnitud del trastorno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.