Med.

Se define como la forma normal o estándar de un gen, en contraste con la forma mutante.