Del lat. genus, genĕris, m. Biol. y Bot. Sociol. Art. y Ofic. Lit. Lóg. Gram.

Conjunto de personas, cosas o seres que tienen caracteres esenciales comunes. Compara con clase. En biología y botánica, grupo de animales o plantas que forman una categoría de clasificación (unidad taxonómica) entre la familia o la subfamilia y la especie: taxón que agrupa a especies que comparten cierto carácter. El género es la unidad sistemática de la clasificación por categoría taxonómica; el género se compone de especies, y en muchos casos constituye un grupo tan natural que es del dominio vulgar: el género Pinus, por ejemplo, integrado por numerosas especies de pinos, que usualmente tienen nomenclatura binaria en un todo parecida a la botánica (pino albar, pino negral, pino doncel, pino carrasco, etc.). Unidad, por lo tanto, genérica, dando a este término el sentido corriente. El nombre genérico ha de ser un sustantivo, y no hay regla alguna para la desinencia. El concepto de género, y el propio vocablo con que lo expresamos, fueron establecidos por Tournefort; Linné lo aceptó, y concretó así su pensamiento: «Hay tantos géneros cuantas son las furctificaciones semejantes producidas por diversas especies naturales» (Palau, en la trad. de la Phil. bot. de Linné). Linné y los botánicos de su escuela fundaron el género como se acaba de recordar, en el carácter de la fructificación. Hoy se toma en consideración otros muchos, relativo también a la morfología general de la flor, a la filotaxis, a la anatomía, etc., si se trata de plantas superiores. En sociología, diferencia social y cultural entre hombre y mujer. El género es una división social que con frecuencia se basa, pero no tiene que coincidir necesariamente, con la diferencia anatómica; se refiere a atributo que se categorizan como masculino o femenino. El género no está determinado biológicamente, pero sí que está determinado socialmente y culturalmente. Compara con sexo. En arte y oficio, cada una de las distintas categorías o clases en que se pueden ordenar las obras según rasgos comunes de forma y de contenido. En pintura y escultura, obra que representa escena de costumbre. En literatura, cualquier grupo en que se divide y clasifica la producción literaria. La tradición clásica establece tres géneros poéticos: épico, lírico y dramático. En lógica, grupo en el que todos los individuos están idealmente reunidos. En gramática, categoría gramatical propia del adjetivo, sustantivo y artículo que subclasifica estas clases según su referencia pronominal y su concordancia. La lengua indoeuropeas suele clasificar el nombre en dos o tres géneros (género masculino, género femenino y género neutro). Sobre la primera distinción en tres clases, en castellano la gramática tradicional considera seis clases de género: 1) masculino, cuyo signo característico es -o; 2) femenino, cuyo signo es -a, que se cambia por la -o o que se añade a los nombres masculinos que acaban en consonante (león, leona).; 3) neutro; 4) común, al que pertenecen aquellos nombres de persona que tienen la misma forma para el masculino que para el femenino (periodista, mártir); 5) epiceno, al cual pertenecen los nombres de animales que lo mismo pueden aplicarse a los animales machos que a los animales hembras; 6) ambiguo (el calor y la calor).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.