El pelargonio de hojas grandes, generalmente con zonas de colores distintos en la haz, y flores rojas; tiene un olor desagradable, pero se cultiva por la belleza de sus flores.