Del ingl. geroderma, f. Med.

La distrofia de la piel a causa del envejecimiento; la piel atrófica del envejecimiento. En medicina, se aplica a la piel delgada y arrugada como consecuencia de un estado de nutrición deficiente. Se dice de cualquier patología caracterizada por una piel fina y arrugada, asemejándose a la piel de la edad avanzada.