De gimno- y el gr. πους, ποδος, adj. Bot.

Se aplica a las plantas, a los hieracios sobre todo, que tienen la base caulinar desnuda (sin largos pelos a modo de lana). Se opone a eriópodo (F. Q.). Se aplica a los carófitos fleofilos, es decir, de hojas corticadas, cuando la cortización no comprende el último artejo, que queda desnudo (R. M.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.