Del gr. γυμνός, y σπέρμα,, f. pl. Bot.

En el sistema de Endelicher, cohorte primera de los acranfibrios, que, más tarde, Brongniart coloca en las dicotiledóneas; Braun, como división primaria, en los antófitos; Eichler, como primera división, en las fanerógamas; y, modernamente, Engler, como subdivisión, en los embriófitos sifonógamos, y Wettstein, como subdivisión también, en los antófitos. Se distinguen de las angiospermas por tener los rudimentos seminales no protegidos por un ovario cerrado, provisto, antes de la fecundación, de un tejido nutricio pluricelular homólogo al macroprotalo de un helecho heterospórico, y en el cual se forman arquegonios típicos. Comprenden en el Syllabus 7 clases, a saber: ginkgoales, cordaitales, coníferas y gnetales. Este término, en otra forma, fué empleado ya por Linné (gimnospermia); también hizo uno de él Lindley (An intr. to the natural system o Botany, 1830), gymnospermeae.

1 comentario en “gimnospermas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.