Del lat. gynaecēum, der. del gr. γυναικεῖος, Hist. Bot.

En sentido prístino, parte de la casa destinada a las habitaciones de la esposa o de las mujeres, entre los antiguos griegos. En botánica, el verticilo fértil femenino de las flores hermafroditas y de las femeninas, está formado por hojas transformadas, llamadas carpelos, se origina en el pistilo, lo constituyen el ovario, el estilo y el estigma. En una flor hermafrodita completa, el gineceo constituye el quito y último verticilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.