Del lat. gyrīnus, m. Zool.

El coleóptero pentámero (Gyrinus), de unos siete milímetros de largo, con cuerpo ovalado, de color bronceado muy brillante. Tiene dos pares de ojos, las patas del primer par, largas y filiformes, y las de los otros dos pares, cortas y anchas, a propósito para la natación, élitros que no tapan por completo el abdomen, y alas membranosas: anda rápidamente sobre las aguas estancadas, trazando sobre ellas multitud de curvas, también se le conoce como escribano de agua.
El término también se aplica, pero ya en desuso, a la larva de los anfibios, caracterizada por ser exclusivamente acuática, tener la cabeza unida al cuerpo por una masa globulosa y respirar por branquias: equivale a renacuajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.