Anat.

La glándula que segrega sustancia al exterior por un conducto especial: el sudor y la lágrima son producidos por glándulas exocrinas. La glándula descarga su secreción en una cavidad corporal (como el tracto digestivo), o sobre la superficie corporal; por ejemplo, la glándula sebácea y glándula sudorípara, la glándula mamaria y parte del páncreas. Las glándulas exocrinas se forman en el embrión a partir de una invaginación del epitelio. Su secreción pasa inicialmente a una red de conductos, a punto de emisión. En el conducto puede ser modificada la secreción por intercambio de su contenido con el del plasma que lleva la sangre que nutre al epitelio del conducto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.