Med.

Es la ceguera total en la que un aumento de la presión intraocular inducido por un glaucoma se traduce en una pérdida permanente de la visión. La papila óptica es de color blanco y está profundamente excavada y la pupila está, generalmente, muy dilatada e inmóvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.