Del neol. lat. glochidium, der. del gr. γλωχíς, m. Bot.

Literalmente, punta de una flecha, punta de un tridente, etc., en su forma diminutiva. En botánica, se aplica al tricoma unicelular, con pequeñas púas apicales retrorsas, que penetran fácilmente en un cuerpo extraño pero sale de él con dificultad, a causa de dichas púas; lo presentan las chumberas. Se aplica, también, al acúleo hamoso de las costillas de ciertos futos de umbelíferas (daucíneas, etc.); el apéndice acicular parecido a los tricomas anteriores, que se halla en número vario en las micrósporas de algunas salviniáceas y facilita la unión de dichas micrósporas, reunidas en másulas, con las macrósporas. Este término ya fué empleado por Barnola en la trad. de la Bot. de Strasburger, 1.ª ed.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.