Es un término usual para las afecciones de la lengua. En medicina y patología, el trastorno patológico de la lengua, como una inflamación aguda producida por una quemadura, picadura, lesión o enfermedad infecciosa, un aumento de tamaño por un linfangioma congénito o un trastorno producido por una infección micótica, lesiones malignas o anomalías congénitas, etc.