Med.

El glucógeno acumulado en el músculo. El glucógeno muscular no contribuye a mantener la glucosa en sangre: se emplea solo en el músculo en que se acumula. El glucógeno muscular es la principal fuente de energía metabólica durante un ejercicio duro y prolongado. La fatiga se asocia con su depleción, incluso cuando todavía se dispone de grasas como aporte energético. Por lo general, una persona tiene en torno a 1,5 g de glucógeno por cada 100 g de músculo fresco. Por sí mismo, aporta suficiente energía para unos 80 minutos de actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.