De gluco- y -geno; en fr. glycogène, adj. m. Biol. Bot. Quím. Med.

Que da o produce azúcar. En biología, el glúcido polisacárido de reserva almacenado por los animales y hongos; está formado por larga cadena de glucosa ramificada y se descompone en glucosa y maltosa cuando es necesario: en los animales vertebrados, el glucógeno se encuentra principalmente en el hígado y el músculo. En botánica, cualquiera de los poliholósidos (C6H10O5) que por hidrólisis dan maltosa y después glucosa. Son sustancias de reserva de los hongos, principalmente, y se diferencian del almidón por su mayor solubilidad en agua, reducción positiva del Fehling y coloración roja obscura con el yodo: corresponde a un grado de polimerización menor que el del almidón (P. V.). En química, hidrato de carbono semejante al almidón, de color blanco, que se encuentra en el hígado y, en menor cantidad, en el músculo y en varios tejidos, así como en los hongos y otras plantas criptógamas: es una sustancia de reserva que, en el momento de ser utilizada por el organismo, se transforma en glucosa. En medicina, polisacárido muy ramificado que se compone de unidad de glucosa α: el hígado almacena la mayor parte de glucógeno del cuerpo. El glucógeno del hígado se hidroliza con rapidez en glucosa para mantener el azúcar en la sangre (ver también glucógeno muscular).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.