Del lat. gonimium, der. del gr. γóνiμος, m. Bot.

En botánica, denominación aplicada antiguamente a un tipo de gonidio liquénico caracterizado por la delgadez de su membrana y por tener color azulado (Nylander). Dícese del gonidio constituído por las cianofíceas.