Es un método para infundir lentamente un líquido a un lactante deshidratado por medio de una sonda introducida en el esófago a través de la nariz.