La variación de la temperatura en la corteza terrestre en función de la profundidad.