Emilio Guinea López (1907-1985). Bot.

Botánico español. Se licenció en Ciencias Naturales en la madrileña Universidad Central (1929), donde tres más tarde se doctoró. Muy pronto obtuvo la cátedra de Ciencias Naturales de Instituto de Enseñanza Media, labor docente que simultaneó con la investigación botánica. En las décadas de los 40 y 50 realizó numerosos viajes al África tropical, sobre todo a Guinea Ecuatorial y a los desiertos norteafricanos. Fruto de ellos son unas publicaciones de carácter científico como La vegetación leñosa y los pastos del Sahara español. Aspecto forestal del desierto (1945) y otras que se pueden encuadrar en el ámbito del viajero divulgador; es el caso, por ejemplo, de su España y el desierto. Impresiones saharianas de un botánico español (1945) y de otras: En el país de los pámues (1947), En el país de los bubis (1949), etc. En 1948 se incorporó como Profesor Adjunto de la Sección de Botánica del Instituto de Estudios africanos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de la que sería jefe (1952). Después, obtuvo por oposición la plaza de Conservador del Real Jardín Botánico de Madrid (1957). Más tarde fue nombrado Profesor Agregado del Instituto Botánico Antonio José de Cavanilles (1959), del CSIC, y ocupó el puesto de jefe de la Sección de Flora Tropical (1962) y de la Sección de Flora Europea (1968), que sustituyó a la anterior, de la misma institución. Realizó trabajos geobotánicos sobre distintas regiones: Vizcaya y su paisaje vegetal (1949), Geografía botánica de Santander (1953), investigaciones taxonómicas sobre Brassicáceas, Cistáceas, etc. y otras de carácter didáctico, síntesis o divulgación: Parques y jardines de España (1969), Claves botánicas (1980), etc. Aficionado a los briófitos, numerosas especies recolectadas por él se conservan en el Museo Nacional de Historia Natural de París y en el Real Jardín Botánico de Madrid. Su valía le hizo ser miembro del comité de asesores del proyecto “Flora Europaea” y sus aptitudes para el dibujo científico, le merecieron una gran consideración internacional y así, en 1968, la Hunt Botanical Library le invitó a participar, en su sede de Pittsburgh (EEUU), en una “Exposición internacional de botánicos iconografistas.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.