Del lat. habitāre, tr. Biol.

Morar y residir. Desarrollarse un ser vivo o un grupo de personas, como una etnia o tribu, en un hábitat, clima o lugar determinado. Tener una casa, un edificio, etc. como residencia o lugar para vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.