Del lat. habĭtus. m. Bot. Med. Psicol.

Vestido que denota un estado, ministerio etc., especialmente el que usa el religioso y religiosa. En botánica, porte, aire de una planta. En la descripción se dice a menudo: “habitu praecedentis, habitu sequente affinis,” etc., es decir, se da un aire a la precedente o por su aspecto afín a la siguiente, etc. Cav., Descr., p. XIV, se expresó así: “…más no consiste la diferencia esencial en el hábito o aspecto, sino en las partes internas”. En medicina, se aplica a la situación de dependencia respecto de cierta droga. Se aplica a la disminución del efecto producido por un medicamento en un organismo, a causa de su administración continuada. En psicología, se aplica a la disposición adquirida y durable que facilita una forma de comportar y de reaccionar. Se aplica a la respuesta aprendida y estereotipada a un estímulo particular: El hábito supone la formación en el sistema nervioso de una vía de conducción preferida entre el estímulo y la respuesta. Compara con costumbre.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.