Del lat. habituāre, v. tr. y prnl. Med.

Acostumbrar o hacer que alguno se acostumbre a una cosa. Hacer que una persona se acostumbre a una cosa: aclimatar, acostumbrar, familiarizar.