Del b. lat. falco, -ōnis, m. Zool.

Ave rapaz diurna, del grupo falconiformes, de la familia falcónidos (Falco peregrinus: halcón peregrino), de color ceniciento manchado de negro, con el pecho y vientre blanquecinos y rayados de gris.
Ave rapaz diurna, de tamaño mediano, color variable, cabeza pequeña, alas largas y curvadas y pico fuerte (Falco eleonorae: halcón de Eleonor), que caza en picados muy rápidos aprovechando la alta velocidad de su vuelo.
Es un ave rapaz diurna, de unos 40 cm de largo desde la cabeza a la extremidad de la cola, y muy cerca de 9 dm de envergadura, con cabeza pequeña, pico fuerte, curvo y dentado en la mandíbula superior, plumaje de color variable con la edad, pues de joven es pardo con manchas rojizas en la parte superior, y blanquecino rayado de gris por el vientre. A medida que el animal envejece, se vuelve plomizo con manchas negras en la espalda, se oscurecen y señalan más las rayas de la parte inferior, y aclara el color del cuello y de la cola. La hembra es un tercio mayor que el macho; los dos tienen uñas curvas y robustas, tarsos de color verde amarillento y vuelo potente; son muy audaces, atacan a toda clase de aves y mamíferos pequeños, y como se domestican con relativa facilidad, se empleaban antiguamente en la caza de cetrería.