De halo- y el gr. ἀδην, -ενος, adj. Bot.

Dícese del vegetal que tiene glándulas salíferas. Algunos halófitos desertícolas las poseen en abundancia; las soluciones salinas, evaporándose en agua, forman contras blancas en la epidermis foliar. Volkens (Flora d. aegypt.-arab. Wüste) cree que, siendo higroscópicas, esas sales condensan sobre las plantas abundante cantidad de agua durante la noche, agua que la planta puede absorber. Otros creen que constituyen un simple recurso del vegetal para librarse de un exceso de sales; al paso que la costra formada en la superficie de las hoja, entorpeciendo la transpiración, favorece la economía hídrica del halófito.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.