Med.

El tumor benigno (no canceroso) de los vasos sanguíneos que se forma en la piel, en el tejido debajo de la piel o en un órgano. Los hemangiomas infantiles son elevados o planos y, por lo general, se observan como lesiones sobre la piel de color rojo azulado brillante. En ocasiones se los llama «mancha en fresa». Estos tumores se presentan en cualquier parte dentro del cuerpo o en su superficie, pero en general se forman sobre la piel de la cabeza y el cuello. Los hemangiomas infantiles no se suelen observar en el momento del nacimiento, sino que aparecen cuando el bebé tiene entre 3 y 6 semanas de vida. Es frecuente que estos tumores aumenten de tamaño, y que luego dejen de crecer y desaparezcan poco a poco por sí solos. El hemangioma infantil es el tipo más frecuente de tumor vascular en los niños.